Mil y Una Carnes

*Albóndigas a la Jardinera

Ingredientes:

  • 600 gramos de carne picada
  • 1 huevo
  • 2 dientes de ajos
  • 1 puñado de perejil picado
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 100 gramos de harina

Para la salsa:

  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento verde
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • 2 cebollas
  • 200 gramos de guisantes frescos o congelados
  • 3 cucharadas soperas de tomate frito
  • 2 dientes de ajos
  • 150 mililitros de vino blanco
  • 2 vasos de agua o caldo
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta

Preparación:

  1. Para hacer las albóndigas, prepara primero la carne picada. Ponla en un bol con dos dientes de ajo picados, el perejil, el huevo, la sal y la pimienta. Mezcla todo esto y déjalo en la nevera por 2-3 horas. También puedes dejarlo listo en la noche hasta el día siguiente.
  2. Ahora prepara todas las verduras. Lávalas, pélalas y córtalas en trozos pequeños.
  3. Para hacer estas albóndigas con guisantes y zanahoria, pon un poco de harina en un plato. Ve haciendo bolas con la carne picada, pásalas por harina y ponlas en un plato separadas.
  4. Pon una sartén con un vaso de aceite a calentar, ve friendo las albóndigas en tandas a fuego fuerte, solo hay que dorarlas por fuera. Sácalas y resérvalas.
  5. Pon un chorro de aceite en una cazuela. Añade todas las verduras picadas, sofríe las verduras a fuego medio durante 10-15 minutos hasta que te queden blanditas.
  6. Añade las cucharadas de tomate frito. Remueve y mezcla.
  7. Incorpora el vino blanco, deja reducir el alcohol y añade los vasos de agua o caldo. También se puede añadir una pastilla de caldo.
  8. Pon las albóndigas a la marinera con tomate en la cazuela, y añade los guisantes. Pon un poco de sal y pimienta, al final terminarás de rectificar. Deja cocinar a fuego medio durante 20 minutos.
  9. Prueba, rectifica de sal si hace falta y apaga. Sirve las albóndigas a la marinera bien calientes y disfruta.

*Callos a la Madrileña de la Abuela

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de callos ya cocidos (cerdo)
  • 1 kilogramo de morro ya cocido
  • 1 trozo de cebolla
  • 100 gramos de tomate frito
  • 1 cucharada sopera de pimiento Rojo
  • 1 cucharada sopera de pimentón dulce o picante
  • 1 cayena
  • 100 gramos de tacos de jamón
  • 150 gramos de chorizo
  • 2 hojas de laurel
  • 4 clavos
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 chorro de aceite
  • 1 pizca de sal
  • 1 vaso pequeño de vino blanco

Preparación:

  1. Lava los callos aunque estén ya cocidos. También lava y corta el morro. Pon una cazuela con agua e introduce los callo y el morro para cocerlos con las hojas de laurel y los clavos durante 30 minutos. Si compras los callos sin cocer los tendrás que lavar bien y cocerlos durante 2-3 horas o hasta que estén tiernos.
  2. Mientras se cuecen los callos, prepara el resto de los ingredientes. Para ello, pica la cebolla, el jamón y el chorizo.
  3. Pon una cazuela con un chorro de aceite, añade la cebolla y deja que se poche durante unos minutos. Luego, agrega el tomate frito y removemos. Incorpora el jamón y el chorizo, remueve y deja que se mezclen los sabores. Cuando esté el sofrito bien mezclado, añade la cayena, el pimiento choricero y la cucharada de pimentón y mezcla bien. Truco: Recuerda que los callos a la madrileña destacan por ese toque picante, de manera que regúlalo a tu gusto.
  4. Vierte un vaso de vino blanco y deja reducir el alcohol unos minutos.
  5. Si ya están los callos cocidos, añádelos al sofrito y cúbrelos con el agua de la cocción. Sin duda, este es uno de los trucos de la receta de la abuela, utilizar el agua de la cocción para realzar el sabor de los callos madrileños.
  6. Agrega un poco de sal y pimienta y cocina los callos a fuego medio durante 30-40 minutos o hasta que veas que la salsa queda un poco espesa y hecha. Si te queda muy ligera la salsa, puedes espesarla con harina de maíz.
  7. Prueba de sal y de picante, rectifica si es necesario y listos para comer. Los callos a la madrileña de la abuela están deliciosos, ¡una de las mejores formas de cocinarlos!
  8. Si te ha gustado la receta de Callos a la madrileña de la abuela, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Callos. También puedes visitar una selección de las mejores recetas españolas.

*Costillas de Cerdo Adobadas

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de costillas de cerdo
  • 2 unidades de patatas
  • 1 cucharada postre de pimentón dulce
  • 1 cucharada postre de pimentón picante (opcional)
  • 1 cucharada postre de orégano
  • 1 cucharada sopera de tomillo
  • 1 cucharada sopera de romero
  • 3 dientes de ajos
  • 1 cucharada postre de pimienta
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 pizca de sal
  • 1 chorro de aceite de oliva

Preparación:

  1. Prepara el adobo para costillas de cerdo. Coloca buen chorro de aceite en un bol y mézclalo con medio vaso de vino blanco. Añade las especias, el tomillo, el romero, el pimentón y el orégano. Mezcla muy bien.
  2. Pon las costillas en una fuente y rocíalas con el adobo. Tápalas y déjalas reposar entre 1 y 2 horas.
  3. Corta las patatas en trozos y colócalas en una bandeja junto a las costillas. Remuévelas para que cojan también parte del adobo. Añade sal y pimienta e introduce la bandeja en el horno. Hornea por 30 minutos a 180 ºC.
  4. Tritura el ajo en un mortero y añádele medio vaso de vino blanco.
  5. Saca la bandeja del horno, echa el ajo y el vino blanco sobre la preparación y vuelve a meterla al horno durante unos 20 o 30 minutos más. Déjala hasta que las costillas estén hechas y las patatas estén tiernas.
  6. Saca tus costillas de cerdo adobadas con patatas y sirve para disfrutarlas recién hechas.